• Español
  • Inglés


  Contact : Idioma

¿Cómo ahorrar para una cirugía plástica?

¿Cómo ahorrar para una cirugía plástica?

Muchas intervenciones quirúrgicas plásticas son cosméticas y el seguro medico no las cubre. Los costos varían según el medico y el procedimiento. Muchas personas se costean una cirugía plástica ahorrando o financiando el tratamiento a través de una entidad financiera.

Usar una tarjeta de crédito que ya tenga: Si no quieres o no se puede solicitar otra tarjeta crédito simplemente se puede usar una tarjeta que ya se tiene para el procedimiento. Utilizar la tarjeta de crédito puede ayudar a aumentar el historial crediticio. Es importante asegurarse que la tarjeta de crédito tenga una tasa de interés baja ya que las cirugías plásticas son costosas.

Pedir un préstamo bancario: La mejor opción para pedir un préstamo para una cirugía plástica es un préstamo bancario simple. Los prestamos bancarios tienen una tasa de interés fija y un tiempo determinado para pagar. Tratar de solicitar un préstamo asegurado si se sabe que se puede pagar a tiempo.

Prestamos médicos no garantizados: según la situación financiera del paciente y calificación crediticia, es probable que el banco no apruebe un préstamo para una cirugía plastia. Si este es el caso se pueden buscar diferentes opciones y una de ellas es un préstamo medico no garantizado que se negocian a través de terceros, las tasas de intereses de estos prestamos pueden ser muy altas .

Pedir un préstamo hipotecario: un préstamo hipotecario puede ser una opción se se tienen algún inmueble que se pueda hipotecar por el monto a pagar por la cirugía plástica. Las tasas de interés de estos prestamos son más bien bajas y esto puede ser económico para los propietarios. Este préstamo te puede poner en una situación financiera vulnerable, ya que corren un riesgo alto.

Pagar a través de otros medios:

Ahorrar: Puede ser la mejor opción, sacar pequeñas cantidades de tu ingreso mensual y así asegurar el dinero ya sea a corto o largo plazo. No tendra que pedir prestamos ni endeudarse con bancos. En muchas ocasiones es mejor tener por adelantado para la mayoría de las cirugías. El único inconveniente es que se deba esperar varios meses hasta obtener la plata completa.

Pedir un préstamo a los familiares o amigos: Se puede pedir un prestamos a personas conocidas o cercanas, pues las expectativas de reembolso son más flexibles y es muy probable que no hayan tasas de interés. El principal inconveniente es que se arriesgan las relaciones por culpa del dinero.

Si bien los seguros médicos no cubren la gran mayoría de las cirugías plásticas, no estaría de más llamar al seguro y comprobar si tienen la cirugía dentro de sus operaciones. Se debe saber si la aseguradora especialmente si el medico puede declararla como medicamente necesaria para que el seguro la cubra.